El cliente deseaba una reforma de la cocina de manera
que ésta se integrara con el salón colindante.
Para ello se decidió prolongar el banco de la cocina
hasta el espacio del salón-comedor creando un armario
integrado para dicho espacio.

Volver a proyectos